SOL Y TIPOS DE PIEL

 

 

La piel de las mujeres embarazadas
La piel de las mujeres embarazadas, debido a la propensión que tiene en este periodo de presentar manchas oscuras (cloasmas), debe ser tratada con el máximo cuidado a la hora de tomar el sol usando un protector adecuado, no estar demasiado tiempo expuesta a los rayos solares y evitar las horas de mayor radiación.

 

Las pieles maduras

Las pieles maduras son, por lo general, secas, finas, flácidas y con manchas pigmentarias, por lo que hay que tener en cuenta que estas alteraciones se agravan con la acción del sol. No obstante, el sol también beneficia ya que permite sintetizar la vitamina D y fijar el calcio en los huesos. Por ello es conveniente que las personas mayores tomen el sol siempre que puedan, no más de 15 o 20 minutos al día, con la debida protección y en horas de menor radiación solar.

 maquillaje-mineral-vs

Las pieles de los niños son inmaduras y sus defensas aún no pueden protegerles como es debido de los rayos del sol, siendo por tanto un grupo de alto riesgo. Cuando vayan a la playa, hay que proteger su piel de forma adecuada para evitar o minimizar los riesgos y, lo mismo que en el anterior caso, no exponerlos al sol en horas de mayor radiación.

Antes de los tres años el sistema de termorregulación de los niños está poco desarrollado y podría sufrir una insolación. Antes de los nueve años la piel no está desarrollada en su plenitud, los melanocitos (células que sintetizan la melanina) están poco pigmentados y la película que protege la piel (hidrolípica) es débil, por lo que podría exponerse a quemaduras. Deben llevar la cabeza cubierta con sombreros o gorras, vestir camisetas y pantalones frescos, cada vez que se mojen volver a aplicarles el protector solar y darles a beber agua con frecuencia. No es conveniente llevar a los niños menores de tres años a la playa.

 

Indicaciones Generales

 

No tomar el sol de 12 a 16 horas.

Las personas que tienen alergia al sol, las que se han sometido a algún tratamiento dermatológico (dermoabrasión, láser u otros), las que sufren acné, eczemas y otros problemas, tienen una mayor sensibilidad a la acción de los ultravioletas por lo que no deberían exponerse al sol y, si lo hacen, usar las cremas adecuadas recetadas por un especialista.

 

Fotoenvejecimiento

El fotoenvejecimiento es una combinación de cambios en nuestra piel producida por la exposición abusiva y sin la debida protección a la luz solar. Aparecen arrugas antes de tiempo, flacidez y manchas en las zonas que más se exponen: escote, cuello, cara y dorso de las manos. Es un daño que se produce tanto en el colágeno de la dermis como en las células de la epidermis.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el cáncer de piel es uno de los más frecuentes en los seres humanos, y en los últimos años ha sufrido un aumento considerable. La  radiación ultravioleta A es un importante inductor del cáncer, ya que interacciona en el material genético de las células de la piel para producir células mutadas o cancerígenas y al suprimir el sistema inmune cutáneo crea un ambiente favorable al desarrollo del proceso tumoral.

Alimentos antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres presentes en los rayos ultravioleta causantes del envejecimiento de la piel:

Cítricos, kivis, fresas, melón, piña y verduras frescas.

Zanahorias, pimientos y espinacas aportan provitamina A, necesaria para el buen estado de la piel.

El apio y la lechuga son ricos en psoralenos, sustancias que protegen la piel en caso de psoriasis.

Tomar el sol 15 minutos diarios es saludable  ya que ayuda a la producción de vitamina D y levanta el ánimo.

Cambiar la toma de rayos UVA por autobronceadores

 

Aplicación de protección solar:

En España sólo el 23% de los deportistas y personas que realizan actividades al aire libre utilizan cremas con protección solar, y cuando la usan, el 50% de la superficie de la piel queda desprotegida (orejas, cuello, pies, planta de los pies, parte posterior de los brazos, axilas…).

Se aplica la cuarta parte de la dosis necesaria para que un fotoprotector sea eficaz. Los filtros solares deben aplicarse antes de salir de casa para que se adhieran a la capa externa de la piel y deben volver a aplicarse durante el día.

 

Nuevos productos protectores

Un equipo de investigadores españoles de Laboratorios Cantabria, junto con la colaboración del Departamento de dermatología de la Universidad de Harvard (Boston, EE.UU.), dirigidos por el Dr. Salvador González Rodríguez, han logrado sintetizar las propiedades protectoras de un extracto denominado Polypodium Lleucotomos en unas cápsulas (Heliocare) que, tomadas por vía oral, garantizan una protección integral desde el interior del organismo llegando a las capas más profundas de la piel y evitando así el envejecimiento y el cáncer cutáneo.

Este producto sirve para cuando la persona practica deporte o pasea al aire libre. Cuando la persona se expone directamente a las radiaciones ultravioleta en la playa o en la piscina, hay que añadir cremas con alta protección.

Existe un nuevo filtro  químico (Tinosorb S) que se caracteriza por ser fotoestable (no se descompone con la exposición al sol), liposoluble (se puede mezclar con lípidos en su galénica) y transparente (no deja color blanco en la piel). Cubre el espectro total de radiación de rayos UVA y UVB.

 

Indicaciones en los protectores solares

FPS
Es una cifra que indica el tiempo que una persona puede permanecer expuesta a los rayos ultravioleta B sin riesgo de quemaduras. A mayor FPS menor riesgo de quemaduras.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s