LA ESPALDA

 

 

 

         Para lucir una espalda bella, hay que cuidarla y observarla estando atentas a cualquier alteración.

        La espalda suele ser grasa por naturaleza y los problemas de acné son muy normales, sobre todo, en personas jóvenes.

        En la espalda, encuentran el lugar idóneo de  permanencia, ciertos microbios que producen molestias, picores y la afean.

        Hay que acostumbrarse a cuidar la espalda diariamente, utilizando en la ducha un cepillo largo de cerdas suaves y no olvidar de aplicar la crema o leche nutritiva para el cuerpo.

descarga
   Puntos negros

            Primera semana:

Ö La limpieza corporal debe ser exhaustiva.

Ö Usar un jabón astringente.

Ö Baño o ducha diaria frotando enérgicamente con un guante o banda de crin La piel de la espalda enrojecerá, pero es la única forma  de que estos pequeñísimos microbios  desaparezcan.

Ö Después de una ducha caliente con el correspondiente enjabonado y fricción, tomar la última ducha con agua fría.

Ö Friccionar con energía con una colonia de 90 grados o con alcohol de romero.

         Segunda semana: 

Después de la colonia o alcohol, utilizar una crema astringente para cutis.

        Tercera semana:

Sustituir la crema astringente por una hidratante de cuerpo.

Ö Mascarilla purificante:

Batir una clara de huevo a punto de nieve y mezclarla con zumo de limón, extender por la espalda manteniéndola hasta su secado. Retirarla con una ducha.

Ö El sol es el mejor remedio para destruir las impurezas de la piel

    Manchitas blancas

Las manchas blancas, que queden aparecer a cualquier edad, son hongos contagiosos que se pueden adquirir en piscinas, ríos o a partir de toallas que hayan sido utilizadas por personas infectadas. 

Solución:

Aplicar sobre cada mancha, durante 8 días, con un pincel fino, una solución preparada en farmacia de alcohol yodado.

    Granitos 

Frotar bien la zona, cuando se esté en la ducha, con una banda de crin. Pasar luego un algodón empapado en zumo de limón o una loción astringente. Hacer un peeling semanal.

   Caída de piel

Cuando se ha tomado demasiado sol sin los cuidados necesarios, se produce, en toda o una gran parte de la espalda, la caída de piel. Esto lleva a que ésta quede con diferentes tonalidades blancas y rosáceas que la afean considerablemente.

Cómo regenerar la piel:

Ö Usar jabones que contengan lanolina.

Ö Aplicar dos o tres veces al día crema regeneradora de cutis.

Ö Aplicar la crema sin extender para que la piel absorba la máxima cantidad.

Ö Si se tienen lunares, verrugas o pecas, lo mejor será acudir al dermatólogo.
   Dolores de espalda

Los dolores de espalda no son privativos de la edad, se presentan sin saber cómo y pueden ser debidos a una mala postura en el dormir, a un  trabajo en el que se tenga que estar en una misma posición durante horas, o a una mala forma postural.

Hay que tener en cuenta  que la postura es muy importante. Con una postura equilibrada el esqueleto funciona de una manera armónica y conveniente para la salud.

Es posible que algunos dolores de espalda provengan de los pies. El calzado conforma o estropea la columna y con ella la espalda. Un calzado con tacones demasiado altos o que nos apriete el pie favorece la aparición de dolores de espalda ya que nos obliga a tomar malas posturas.

                                                                  Consejos:

Ö Dormir con un colchón duro.

Ö A la menor molestia usar, debajo del colchón, una tabla de madera.

Ö Observar la espalda para ver si hay algún problema.  

Ö Cuidar a diario de ella utilizando en la ducha un cepillo largo de cerdas suaves.

Ö Aplicar después de la ducha crema o leche hidratante de cuerpo.

Ö Cuidar la forma de sentarse y andar.

Ö Caminar erguidas, con la cabeza alta y usar  zapatos de tacones medianos.

Ö Procurar que el asiento habitual no sea bajo, blando ni demasiado cómodo.

Ö No es recomendable ver la televisión desde la cama.

Ö No levantar pesos excesivos ni acarrear la cesta de la compra llena.

Ö Procurar fortalecer la musculatura de la cintura con una gimnasia adecuada.

Ö Es recomendable nadar y caminar mucho intentando mantener los hombros relajados, las nalgas apretadas y el estómago firme.

Ö Hacer regularmente ejercicios de gimnasia de espalda

Ejercicios:

Ö Tumbarse en el suelo, encoger las piernas y abrazar las rodillas acercándolas todo lo que se pueda al pecho. Permanecer en esta posición un rato. Luego, para descansar las piernas, ponerlas verticales, en equilibrio o apoyadas en la pared.

Ö Echarse de espaldas. Levantar poco a poco las piernas juntas hasta pasarlas por encima de la cabeza. Bajarlas de nuevo muy despacio.

Ö Arrodillarse con los muslos rectos, apoyar las manos en el suelo, arquear la espalda y luego hundirla, adelantar los brazos, arquear otra vez la espalda y mover los brazos hacia el lugar donde estaban.

Ö Sentarse. Encoger las piernas, estirar los brazos y coger las rodillas con las manos. Bascular.


Al menor dolor de espalda acudir al especialista para que indique el mejor remedio o los ejercicios más adecuados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s