ELECCIÓN DE LA BASE DE MAQUILLAJE

Lo primero que se le debe aplicar al  rostro, es la base, la cual también debe estar acorde también  con el tipo de piel que posees, de lo contrario el maquillaje se estropearía totalmente.

Para las pieles grasas y mixtas es recomendable utilizar una base líquida, mientras las sensibles pueden utilizar aquellas más densas que vienen en presentación de crema o panstick.

Es fundamental que la base elegida sea de larga duración (permawear), es decir, de aquellas que no se van tan fácilmente si algo roza tu piel, pues así no tendrás que preocuparte a cada momento de retocarla; además  que estas evitan la sensación grasosa en el rostro.

 

Lo primordial de una buena base es que su color sea compatible con nuestro rostro.

Si bien para ocultar los problemillas existen correctores (bases en forma de labial), sin embargo, es más sencillo ocultarlos con la misma base puesto que es difícil hacer coincidir el tono del corrector con el de la base y el de estos dos con el de nuestra piel, y lo que finalmente tendremos serían zonas más oscuras que otras, generando una mancha mayor a la que ya poseíamos.

El color se corregirá al aplicar los polvos, lo que será nuestro último paso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s