Cómo cardar el pelo sin dañarlo

La Bruja con tacón de aguja

Hay quien con la sola mención de la palabra cardado se marea del disgusto de imaginarse a sí misma con un nido de pájaros como el que la difunta Amy Winehouse solía pasear encima de su cabeza. Pero excesos y excentricidades aparte, lo cierto es que esta técnica tan al alcance de cualquiera puede dar un aire totalmente distinto al más sencillo de nuestros peinados favoritos, muy de agradecer si tenemos el pelo muy fino o si tenemos poca cantidad.

La parte negativa es que si no lo hacemos con cuidado y teniendo en cuenta algunas precauciones básicas nuestra melena puede acabar sufriendo las consecuencias. Y con mal arreglo, porque unas puntas abiertas se solucionan con un poco de tijera, pero si lo que se nos estropea es el pelo a cuatro dedos del cuero cabelludo no habrá solución que no nos cueste un disgusto.

Descubre en mi…

Ver la entrada original 40 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s