GERMEN DE TRIGO PARA LAS ESTRIAS

 

Si quieres que tu piel gane elasticidad la mejor manera es mezclando 100 mililitros de aceite de almendras ,10 gotas de aceite esencial de geranio,de neroli y de lavanda y 5 perlas de aceite esencial de trigo.

Aplicar dos veces al día sobre pecho,vientre,brazos,glúteos y muslos,después de la ducha,porque con la piel húmeda los aceites se absorben mejor.

 

ACEITE DE ALMENDRAS

 

 

El aceite de almendras es muy utilizado como ingrediente en numerosos productos de belleza. Las almendras tienen una gran cantidad de grasas beneficiosas para la salud además de proteínas, minerales y vitaminas, que convierten a este aceite en un hidratante ideal que nutre y desinflama la piel. Por lo tanto, se puede usar el aceite de almendras para reducir las estrías, entre otros usos.

Las estrías en la piel suelen ocurrir por una pérdida significativa de peso que hace estirar la piel, por factores hormonales o por el embarazo. Si ya tienes estrías o buscas prevenirlas, el aceite de almendras es ideal. Si bien no ayuda a eliminar las estrías por completo, los masajes con este tipo de aceite logran disminuirlas.

Masaje con aceite de almendras

Para ello es necesario masajear la zona de estrías con aceite de almendras a diario. Sus cualidades ayudarán aprevenir la aparición de las estrias. No solo la piel se beneficiará de este masaje sino que también es ideal para aliviar el estrés de la rutina diaria.

Para realizar este masaje de aceite de almendras, necesitarás además del aceite, un guante o pincel de masaje y vitamina E (que es opcional). Primero coloca una cantidad pequeña de aceite sobre tus manos y frótalas para calentar el aceite. Luego, aplica en las zonas más comunes aparecen las estrías que son: muslos, caderas, glúteos, vientre y pechos.

Mueve tus manos o el pincel para masaje de manera suave pero con movimientos firmes para que la piel absorba el aceite, con movimientos pequeños y circulares. Los movimientos pequeños asegurarán que toda la zona está recibiendo el masaje y el aceite que la piel necesita para mantenerse suave y humectada. Repite dos veces al día, sobre todo luego de salir de la ducha para retener mejor la humectación.

Humectante, hidratante y muy beneficioso tanto para las estrías como para la piel en general, el aceite de almendras es un ingrediente que vale incorporar a tu rutina diaria de belleza. Servirá para prevenir y disminuir la aparición de esas odiosas estrías.

 

 

 

 

CABELLO NORMAL

 

Mascarilla de miel

Ingredientes

    .30 ml. de aceite de almendra

    .10 ml. de aceite de germen de  trigo

    .5 ml. de Tween 80

    .1 cucharada de miel

Elaboración

   Poner el aceite de almendras, germen de trigo,tween 80 y la miel  en una  fuente y batir a fondo con una varilla  3 minutos.

  Modo de empleo

   Aplicar sobre el cabello humedo y recien lavado con un masaje inmediatamente despues de elaborar la mascarilla.

   Dejarla actuar  10 minutos y aclarar con abundante agua.

REMEDIOS CASEROS : EXFOLIANTES

Exfoliante básico

– 4 cucharadas
– 2 cucharadas de azúcar morena
– Unas gotas de tu aceite favorito (opcional)

 

Exfoliante sabrosón:

– 1 plátano maduro
– 3 cucharadas de azúcar morena
– Media cucharada de aceite de almendras

Aplasta el plátano con un tenedor y luego añade el azúcar.

 

Exfoliante suave (abstenerse las que no podáis soportar el olor a coco):

– 3 cucharadas de aceite de coco (se puede sustituir por otro aceite)
– 4 cucharadas de azúcar morena
– 1 cucharada de copos de avena

Mezcla el aceite de coco con los copos avena y machaca hasta conseguir una pasta, después añade el azúcar moreno.

La avena es perfecta para las pieles sensibles, tiene gran capacidad hidratante pero además su alto contenido en vitamina Bpolifenoles la convierte en antiinflamatoria. Se puede sustituir el azúcar moreno por azúcar blanco que es más fino y menos agresivo si la piel es muy sensible.

 

Exfoliante mediterráneo relajante:

– 4 cucharadas de sal gruesa
– Un puñado de lavanda seca o aceite de lavanda si no se tiene lavanda seca
– 2 cucharadas de aceite de almendras o de jojoba

La lavanda es cicatrizante, desinfectante y buena para los dolores de espalda, pero además su aroma es relajante y tranquilizante y un buen remedio contra el mal humor.

En todos los casos, aplícalos sobre la piel seca, aplícalo desde los tobillos, de manera ascendente y en movimientos circulares. No lo hagas antes de tomar el sol, mejor por la noche con una buena hidratante después para no irritar la piel.

 

 

 

 

 

 

 

 

ANTICELULITICO CASERO

         

aaceite-esencial-de-jazmin-vidanaturalia

     

       Ingredientes:

 

  •        5 gotas de aceite de hinojo
  •        2 gotas de aceite de enebro
  •        4 gotas de aceite de romero
  •        4 gotas de aceite de lavanda
  •        30 ml de aceite de almendras

Prepáralo justo antes de la aplicación.

 

Modo de uso

Debes aplicarlo dos veces al día mediante un masaje sobre la zona afectada dando círculos con la palma de la mano o bien con la ayuda de un rodillo. El masaje tienes que hacerlo subiendo la mano, es decir, de abajo a arriba. De esta forma ayudas a activar la circulación sanguínea y linfática para ayudar a eliminar la grasa,  el agua que ha quedado acumulada en esa zona y las toxinas. Se eliminarán en el momento de la micción.

ACEITES PARA EL CABELLO

Aceite de almendras: Ideal para cabellos castigados y puntas abiertas. Posee un olor muy característico y duradero. Podremos aplicarlo antes del lavado, cubrir la melena con un gorro de plástico y dejarlo actuar durante una hora.

Aceites naturales para el cabello

Aceite de coco: Su uso anti caspa es quizás el más conocido, aunque también ayuda a fortalecer e incentiva el crecimiento. Es fundamental que sea virgen o sin refinar para asegurar que no posee químicos. Podemos usarlo como acondicionador.

Aceites naturales para el cabello

Aceite de aguacate: Ideal para cabellos muy secos por su acción regeneradora. Se emplea como mascarilla por todo el cabello, reposando de 15 a 20 minutos para lavar después el cabello.

Aceites naturales para el cabello

Aceite de oliva: Es el más fácil de conseguir, ya que muchos hogares lo usan para cocinar. Es perfecto para aportar brillo y fortalecer, ya que nutre en profundidad, suavizando la melena. Podemos echar unas gotas en la palma de la mano, frotar ambas y pasar las yemas de los dedos por las puntas cada noche.

Aceites naturales para el cabello

Manteca de Karité: Es un potente reparador que hidrata en profundidad. Suele tener apariencia espesa, por lo que debemos calentarla con las manos para que se vuelva líquida y, después, aplicarla. Pasadas dos horas podremos aclararla.

FORTALECER CEJAS Y PESTAÑAS

 

 

Aquella que tiene unas pestañas largas y pobladas siempre ha sido objeto de envidias ajenas.

Con las cejas, ha habido modas para todos los gustos. Afortunadamente, llevamos unos años en los que la naturalidad marca la tendencia, cejas en las que se quita lo justo y necesario en armonía con los rasgos faciales.

aceite-ricino-cejas-pestanas

El ingrediente estrella es el aceite de ricino . Rico ácidos grasos, es muy buen humectante para la piel y previene la sequedad del cuero cabelludo. Pero también estimula el crecimiento capilar.

 La receta más sencilla que pasa por aplicar aceite de ricino, por la noche antes de irte a la cama, con pestañas y cejas desmaquilladas y limpias. Extiéndelo en el sentido del crecimiento del pelo, retirando el exceso con un pañuelo y deja que se absorba. Pon mucho cuidado en las pestañas, para que no irrite los ojos.

Para conseguir un efecto más potente, mezcla el aceite de ricino con aceite de romero -también estimula el crecimiento del cabello-.

Si además de fortalecer, quieres nutrir, ésta es la receta a base de aceites de belleza. Mezcla:

– Una cucharadita de aceite de ricino.
– Una cucharadita de aceite de oliva.
– Una cucharadita deaceite de almendras (o rosa mosqueta si tienes a mano)

El “truco del almendruco” para aplicarlo con precisión pasa por hacerte con un cepillo de máscara de pestañas y utilizarlo bien limpio. También puedes reutilizarlo junto con el envase -perfectamente limpio- del alguna máscara transparente. Si no tienes a mano, valdrá un bastoncillo o incluso un cepillo de dientes.