Jabón casero de arcilla verde para pieles grasosas

Las pieles grasas tienden a necesitar cuidados más específicos y especiales que otras, pues la aplicación de cualquier producto sin tener en cuenta su composición puede empeorar aún más esta condición y su apariencia.

Si eres de las personas con piel grasa has te un jabón de  arcilla verde, que le proporcionará excelentes beneficios a tu dermis, por ser este ingrediente un gran aliado para combatir los puntos negros, además de contar con propiedades antioxidantes y absorbentes perfectos para contrarrestar el exceso de grasa.

Ingredientes

  •  2.5 onzas de arcilla verde.
  • Aceite de la esencia que prefieras.
  • 2 tazas de jabón a base de glicerina.
  • Molde de silicona o recipiente de vidrio.

Preparación

1.Derretir o fundir el jabón base bien al baño maría o al microondas(que no alcance  el punto de ebullición)

2.Añadir  la arcilla verde y remover hasta quedar sin grumos ( este jabón siempre tiene grumos pero cuantos menos mejor)

3.Ahora añadir el aceite esencial ( de 20 /30 gotas, para apreciar el  e el resultado final) que te guste.Importante que se complemente con las propiedades del jabón.

4.La mezcla debe quedar homogénea y verterla en moldes para el jabón de silicona.

5. Cubrilo con plástico y reposar  unos días.

 

 

 

 

Anuncios

 

Jabón para piel grasa

Este tipo de cutis tiene demasiada grasa y su aspecto es brillante sobre todo en el área de la frente, la
nariz y la barbilla. Para utilizar un jabón para este tipo de piel, deberás prestar atención a los ingredientes que contiene. Estos deben ser suaves, sin aceite y lo más naturales posibles. Si utilizas jabones con agregados artificiales como el ácido glicólico, por ejemplo, solo conseguirás irritar la piel de tu rostro.

Otra buena opción que puedes implementar una vez por semana es utilizar un jabón exfoliante que desobstruya tus poros y libere la piel de las toxinas responsables de la aparición de granos y puntos negros.

Jabón para piel seca

La piel seca, al contrario de la piel grasa, carece de sebo por lo que su aspecto es mas áspero y da la
impresión de estar resquebrajada. Si tienes el rostro con este tipo de piel, lo ideal son los jabones hidratantes o con glicerina el cual es un compuesto que no tiene color y que se disuelve en el agua muy fácilmente. Esto permite mezclarla con otros humectantes. La característica de este tipo de jabones es que absorbe la humedad que se encuentra en el aire e hidrata la piel de forma natural.

 

Jabón para piel sensible

La piel sensible es aquella que se irrita con facilidad. Para este tipo de cutis, lo mejor es emplear jabones suaves y sin perfume o que tengan el pH balanceado. Los jabones para bebé o de glicerina son los ideales para lavar tu rostro. Evita aquellos que tengan compuestos químicos o alcohol pues solo te irritarán la piel y es muy posible que la lastimen.

Jabón para piel mixta

La piel mixta es una combinación entre piel grasa y piel seca. Si tu cutis tiene este tipo de piel,evita los jabones especiales diseñados para piel grasa o seca, pues el mejor jabón en este caso es el de glicerina o aquellos formulados especialmente para las el cutis mixto.